NOTIGYM: Perder grasa con cabeza y saludable

Como bien sabrás, no siempre perder grasa es una tarea fácil. Es por esto que quiero intentar hacerte el camino más sencillo, más simple, más intuitivo, para que no pienses que es imposible, o que es demasiado complicado.

Es importante destacar, que en muchas ocasiones se hace difícil la pérdida de grasa debido a problemas hormonales, por lo que será vital consultar a un especialista. En otros casos, simplemente se cansan, y recuperan todo lo perdido…

Vamos a ver una serie de consejos, que te vendrán muy bien si quieres perder grasa, sentirte mejor, y adoptar unos hábitos saludables para el día a día.

ENTRENA-SALUD-PERDER-GRASA-CON-CABEZA-Y-SALUDABLEMENTE

No hay milagros. No hay una solución definitiva. No todo el mismo pierde grasa de la misma manera

A algunos les viene mejor comer más proteínas y menos carbohidratos. A otros les viene mejor una reducción de grasas. Otros optan por comer más veces al día obteniendo buen resultado. Se puede perder grasa haciendo 3 comidas al día o 5….No hay una formula estándar para todos, lo siento…hay que INDIVIDUALIZAR

El desequilibrio energético. Una de las causas seguras del sobrepeso y obesidad

Si consumes más calorías de las que gastas, no vas a conseguir perder grasa, sino todo lo contrario. Como sabes, hoy en día disponemos de muchísimos alimentos, y no precisamente saludables. Además, somos uno de los países que menos actividad física realiza. Quieres empezar a perder grasa? No consumas alimentos hipercaloricos y altamente procesados, no tomes platos muy grandes y MUÉVETE más.

Planificate, estudiate, analizate, y actúa

Quizás comas bien, pero seas sedentario, o viceversa, lo que te hace obtener un balance energético negativo. Quizás comas demasiada cantidad. Es posible que elijas alimentos demasiado procesados, que consumas demasiados refrescos, o que tengas un trastorno de ansiedad o estrés, el cual te hace entrar en un circulo vicioso ”Ansiedad – comida – Estrés – comida”

Una vez que tengas un croquis con los problemas y las medidas correctoras empieza poco a poco, solucionando los problemas que creas que te van a costar menos solucionar

Muévete más, se más activo

En la medida de lo posible, realiza tus tareas cotidianas usando la maquinaria más precisa (¿mi coche?) NO! Tu propio cuerpo. Ve a comprar o al trabajo andando. Sube más veces las escaleras, juega más con tu hijo /sobrino /vecino /perro…Todo vale para sentirte más activo

La meta no es la báscula, es el espejo y metabolismo

No te obsesiones con la báscula, ni con el número de kilos que pierdes. CÉNTRATE en el cambio de hábitos, ya que será lo que te dará resultados, sin prisa y sin plazos. Desde el minuto uno que cambies tus hábitos, comenzarás a tener un metabolismo más eficiente y tendrás mejor apariencia por fuera. Merece la pena hacer las cosas bien.

Come bien, variado y equilibrado

Ya puedes comer muy saludable, pero como te pases en las cantidades, engordarás. Si repites demasiados alimentos, es muy probable que estés olvidando nutrientes que te pueden hacer perder peso. No puedes basar tu dieta en pescado, agua y ensalada (te suena?), ni en pollo y arroz (también te sonará). Hay que variar, jugar con los colores, y no abusar del mismo alimento.

Limita el consumo de comida basura y que no tiene gran interés nutricional, como son los dulces, el alcohol y la comida rápida.

El desayuno, la comida más importante del día

Desayunar es muy importante si quieres afrontar tu día con energía. Cuando te despiertas, tus niveles de azúcar en sangre estarán bajos. Por lo tanto, vas a tener que ingerir un desayuno equilibrado, basado en proteínas, hidratos de carbono complejos (sin refinar) y alguna grasa rica en omega 3. Hay muchas opciones para cumplir esto, y alimentos que por si solos son muy ricos en nutrientes (avena, quinoa, nueces, huevos, pan de centeno…)

PD: ¿Verdad que no te irías de viaje con el deposito de gasolina en reserva? Con el desayuno pasa lo mismo

No elimines las Grasas

Leche desnatada, yogures y mantequillas light, nada de frutos secos. Seguimos pensando que ingerir grasa te hacer tener más grasa y no es así, pero con matices. Si bien es cierto que los alimentos con grasa son más caloricos (4kcal por cada gramo) no hay ninguna evidencia de que tomar las versiones light, o desgrasadas adelgace.
Las grasas que tienes que evitar son las hidrogenadas o trans, que se encuentran en la bollería, frituras, y alimentos altamente procesados. Si haces todas las cosas bien, y consumes grasas saludables sin pasarte en las cantidades, te puedo asegurar que adelgazarás (leche entera, frutos secos, aceite, carnes rojas, coco, aguacate…)

Hidratos de carbono si, pero sin refinar por favor

La mejor opción es tomar hidratos de carbono integrales. Tienen más fibra y más vitaminas y aminoácidos, favoreciendo así la absorción de grasa y mayor aprovechamiento de las reservas de glucógeno.

Ejercicio físico, un hábito, no un tratamiento                                           

No debes hacer ejercicio físico porque te lo ha mandado el medico para bajar unos cuantos kilos. Una vez que los hayas bajado, es probable que no vuelvas a hacer, volviendo a recuperar esos kilos…

La idea es que hagas ejercicio físico para estar sano, para sentirte bien, para prevenir problemas u enfermedades y para que lo conviertas en un hábito saludable.

Quédate con la idea, el ejercicio físico no es una herramienta que se usa de vez en cuando para resolver un problema (como una pastilla para el dolor de cabeza). El ejercicio físico debe ser parte de tu día a día, igual que lavarte los dientes, quedar con los amigos etc. Nunca lo dejes de lado.

No vayas a comprar con hambre, intenta comprar en el mercado (no supermercado), y cocina!

Si vas a comprar con hambre tienes todas las papeletas de que tu compra no sea demasiado exitosa. Es muy probable que cargues el carro de la compra de alimentos hipercaloricos y muy procesados. Solución? Ve a comprar con el estomago bien lleno y verás que éxito!

Otra cuestión es donde vas a comprar. Es muy probable que compres alimentos altamente procesados en un sitio en el cual el 80% de los alimentos son procesados, como en el supermercado. Comprando en el mercado no ocurrirá esto, puesto que casi todos los productos serán más frescos y minimamente procesados.

En cuanto a la cocina, si realmente quieres perder peso tienes que preparar tus propios platos y aprender a rodearte de los productos recomendados. Todos los puntos tienen relación como podrás comprobar.

Olvídate de la palabra dieta. Estás re-educándote nutricionalmente. Estás aprendiendo a comer

No digas que estás a dieta. No asocies esta palabra con pasar hambre o con privarte de ciertos alimentos. Asocia esta palabra con re-educación nutricional, con aprender a comer, con sentirte mejor, con perder peso y verte más saludable.

También tienes la opción de seguir teniendo la grasa y el peso que tienes, y por supuesto, quejarte de todo.

Ten precaución al consumir termogénicos o cualquiera de los mal llamados “aceleradores del metabolismo o quemadores de grasa”
Muy poca evidencia hay sobre la eficiencia de los termogenicos para perder grasa. En muchas ocasiones es placebo, en otras es peor el remedio que la enfermedad.
Conozco personas que toman termogénico, hacen mucho deporte y además controlan la alimentación, están consiguiendo grandes resultados, y achacan todo el mérito al termogénico…tócate la ** ¿No será que estás haciendo las cosas bien y por eso pierdes grasa?
Olvídate del termogénico, e intenta asegurarte de que estás comiendo bien, y practicando ejercicio.

Hidratate

Si quieres perder grasa, mantente hidratado. El agua es necesaria para el correcto funcionamiento del metabolismo.

Vivimos en una sociedad de consumismo, en la cual nos quieren vender que hay que tomar bebidas energéticas, zumos envasados, refrescos, batidos procesados etc. Pues yo te digo que NO. No necesitas nada de eso, solo agua. Si crees que haces todo bien, pero no bebes suficiente agua, comienza por beber más y te sorprenderás del resultado.

Duerme bien
La alteración del sueño y ritmos circadianos pueden desencadenar una respuesta compensatoria de ingerir más comida y desajustar el equilibrio energético según un artículo del Annals of Inetrnal medicine.

Olvídate de los mitos y leyendas
Hay demasiados mitos rulando por Internet. Cada uno tiene su opinión y muchos basan sus consejos en experiencias personales. Fíjate en fuentes las cuales se basen en datos científicos. No todo vale, no te dejes manipular por la cantidad de información de la que disponemos hoy en día.

FUENTE: http://www.entrenasalud.es

  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *