NOTIGYM: En el CDA te ayudamos a mejorar tu figura mejorando tu salud y tu calidad de vida

Otro de los grandes propósitos de año nuevo es bajar de peso. ¡Claro que puedes lograrlo! Tan solo cuídate y no te arriesgues
Ya sea por razones de estética, por los beneficios que tiene para tu salud o simplemente porque quieres verte bien, pero bajar de peso es uno de los propósitos más comunes de año nuevo. ¡Sí se puede! Sin embargo, hacerlo de forma incorrecta puede generar riesgos graves a la salud de las personas

De acuerdo con el doctor Raúl Morín presidente fundador de la Academia Mexicana para el Estudio de la Obesidad (AMEO), para bajar de peso de forma segura y sostenida, es recomendable seguir los siguientes cinco pasos basados en la adopción de estilos de vida saludables como lo son buena alimentación y actividad física. Estas son los cinco pasos para conseguir el ansiado propósito de bajar de peso:

  • Acudir con un profesional en el manejo de sobrepeso y obesidad. La AMEO cuenta con especialistas certificados en el tratamiento de obesidad, como internistas, bariatras, cirujanos, nutriólogos, psicólogos, entrenadores físicos, entre otros. También puedes ir a tu centro de salud más cercano y solicitar la asesoría de un experto.

images

  • Limitar la frecuencia y cantidad de la ingesta de grasas, principalmente las de origen animal como carne roja con vetas blancas, pues éstas indican una mayor proporción de grasa, en cambio, preferir carne magra, es decir sin grasa, sin dichas vetas blancas; también evitar embutidos como chorizo, longaniza, tocino, reducir el consumo de mantequillas y mucho menos ingerir manteca. Evitar al máximo los alimentos fritos o empanizados; y preferir los asados a la plancha, a la parrilla, o cocidos.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, cereales, integrales y frutos secos, como parte de una dieta completa por el aporte de fibra y vitaminas. Consumirlas picadas, con limón, un poco de sal y piquín. Evitar consumir entre comidas botanas o antojitos procesados, tampoco como si fueran postres.
  • Limitar la ingesta de azúcares y harinas. Por ejemplo, reducir la cantidad y ocasiones en el consumo de refrescos y jugos procesados; evitar después de cada comida los postres. Si es mucho el antojo de algo dulce, es recomendable dar preferencia a productos hechos con sustitutos de azúcar y al consumir panes y galletas, reducir las porciones y frecuencia, además de optar por los de fibra integral.
  • Realizar una actividad física periódica, siempre en manos de buenos profesionales que te ayuden a conseguir tus objetivos de la forma más sana y sin riesgos para tu salud. En el CDA encontrarás un equipo de técnicos especializados que te asesorarán.
  • Riesgos por bajar de peso rápidamente y sin asesoría médica. Si la gente se obsesiona con la pérdida de peso, a como dé lugar, puede volverse un pensamiento peligroso y empezar a hacer cosas drásticas y mortales.
  • El uso frecuente y excesivo de laxantes, puede ocasionar deshidratación y ésta dañar hígado y riñones. Laxarse en exceso altera el organismo y su habilidad natural de absorber ciertos nutrientes, desecharlos rápidamente y provocar desnutrición.
  • Abuso en las dietas, las más comunes eliminan carbohidratos (panes, tortillas, pastas, arroz) en las comidas regulares y los reemplazan con comidas altas en proteína (carnes y embutidos, por ejemplo), con el objetivo de compensar las fuentes de energía para el funcionamiento del organismo. Sin embargo, comer demasiadas proteínas puede dañar riñones e hígado, e incluso predisponer a padecer gota (dolor agudo en las articulaciones) y aumentar el riesgo cardiovascular.
  • Uso de esteroides, es otra forma de ponerse en peligro, pues éstos presionan y obligan artificialmente (mediante complejos procesos químicos) al cuerpo a usar el exceso de energía almacenada y convertir la masa y grasa corporal en músculo. Sin embargo, los esteroides, pueden poner en serio riesgo al hígado, riñones y corazón.
  • La herbolaria, puede tener efectos secundarios peligrosos para el organismo, pues si bien, a veces, logra la pérdida de peso, no existen estudios sobre cómo lo hace, a qué nivel funcionan, cuál es la dosis precisa y se desconocen los efectos y reacciones secundarias en cada persona, pues siempre varían las concentraciones en cada preparación. Muchas opciones herbolarias no están aprobadas por las autoridades de salud y son inocuas; pero otras opciones herbolarias están prohibidas por los efectos y daños colaterales

FUENTES: http://www2.esmas.com/salud/nutricion/673560/nuevo-ano-nueva-figura-sin-arriesgar-tu-salud/

  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *