ESTUDIO: La actividad física de los niños a debate

14 enero, 2014 • SALUD Y DEPORTE

¿La actividad física de los niños es mucha, poco, nula? Todos sabemos de la importancia de que en edades tempranas los chavales hagan deporte, pero realmente ¿eso ocurre?, y ¿qué papel juegan los padres? Desde el otro lado del charco nos llegan estos días informaciones que dan respuesta a estos interrogantes.

Muy pocos niños tienen la cantidad de actividad física que necesitan todos los días. Lo confirma un estudio elaborado en Canadá y que añade que el apoyo de los padres puede ser la clave para que esa actividad física de los niños se active. El estudio ha sido publicado en BMC Public Health.

“En la actualidad menos del 10 por ciento de los niños acumulan los recomendados 60 minutos de actividad física moderada por lo menos seis días a la semana“, dijo Kerry Vander Ploeg a Reuters Health. Vander Ploeg, ha dirigido este nuevo estudio en colaboración con la Universidad de Alberta en Edmonton.”Hemos demostrado que los niveles de actividad física son más bajos los días de fin de semana que durante la semana”.

Estos bajos niveles de la actividad física de los niños es uno de los mayores factores de riesgo para el sobrepeso, la obesidad y por tanto de la aparición de diabetes tipo 2.

Vander Ploeg y sus colegas enviaron encuestas y podómetros para 1355 familias de Alberta en la primavera de 2009 y 2011. Se pidió a los padres que calificaran lo mucho que se preocupaban por hacer ejercicio, lo mucho que animaban a sus niños a ser activos y con qué frecuencia hacían ejercicio con ellos. Los niños llevaban los podómetros durante un período de nueve días para controlar su actividad física.

Familia-Deporte-300x225

En general, la actividad física de los niños fue más alta en los días lectivos que en los fines de semana donde el sedentarismo se apoderó de la mayoría. Además se comprobó que la actividad física de los niños fue mayor que la de las niñas. En este último caso los padres también tuvieron mucho que ver. Los niños cuyos padres animaban a realizar la actividad física eran más activos, aunque los padres tendían a alentar a los niños más que las niñas.

“Los padres juegan un papel importante en la conformación de las conductas de sus hijos, y por lo tanto su creencia y apoyo a la actividad física pueden ayudar a aumentar los niveles de actividad física entre los niños”, dijo Vander Ploeg. El estudio no puede probar que la participación de los padres aumenta la actividad de sus hijos, pero sugiere un vínculo.

FUENTE: http://www.biomedcentral.com/1471-2458/13/1132 BMC Public Health, Internet el 5 de diciembre de 2013.

  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *